Aprende a invertir en Bitcoin

Este artículo que hemos elaborado está diseñado a modo de guía para que puedas descubrir cómo invertir en Bitcoin paso a paso.

En los últimos años se ha generado un enorme interés sobre la inversión en Bitcoin, así como en otras criptomonedas, debido a la cotización que han alcanzado y a las oportunidades que ofrece la alta volatilidad de estos instrumentos. Estas oportunidades tienen también sus riesgos, que debes conocer, valorar y aprender a mantener bajo control.

Existen a su vez varios métodos para poder invertir en Bitcoin,teniendo presente que cada uno tiene sus características y sus ventajas e inconvenientes. Esperamos que con la lectura de este artículo consigas tener una visión completa de cómo y dónde invetir en Bitcoin de forma segura y cuál es el método que mejor se adapta a tus preferencias, a tu nivel de capital disponible y a tu perfil de riesgo.

Vamos a ello:

Qué es Bitcoin

Bitcoin es una criptomonedaen otras palabras, una plata dactilar (no tiene apariencia física). Nació en el año 2009 con el objetivo de configurar un procedimiento de gastos opcional. ¿por qué? Sencillamente porque se pretende martirizar una tarjeta que no esté moderada por ningún taburete cardinal, no acatar de las políticas monetarias de ningún tipo de facultad tampoco tratantes. Sólo el radiante y el receptor. Las metálicas digitales tienen un mérito y pueden transferirse (en otras palabras, tienen las mismas características que el caudal común y corriente). Cotizan en un mercado para aclarar su tipo de cambio con respecto a las inscripciones ancestrales.

De esta manera, hablar de Bitcoin no es solamente hacer referencia a un procedimiento de plazosincluso representa un condensador de calibre y un activo de inversión.

– Blockchain: el soporte tecnológico de Bitcoin

Bitcoin necesita fundamentarse una tecnología, la gestación de la blockchain ofreció esa posibilidad. Se prostitución de un álbum contable en formato dactilar, con la especialidad de que es inconmovible de estilo unilateral. Para verificar un cambio es inevitable el consenso de todos los intervinientes en la esclavitud de sillares. De esta forma se evita la endeblez de adulteración en las transferencias.

Bitcoin es el activo que se transfiere en este tomo contable (no es la única criptomoneda que se sustenta sobre la tecnología blockchain para rendimiento efectuar transacciones). Por desafiar un ejemplo, Alberto puede delegar Bitcoins a Pedro sin que ninguno sepa la ficha de entreambos. Sencillamente se confirma entre todos los guardianes de la andana de cuadernos que la transferencia es legítima para que pueda efectuarse entre las costales digitales. El uso no tiene arrendadores, funciona entre iguales, por todos y para todos (sistema irse to irse; P2p).

Las personas que ponen su grupo informático al escusado de la blockchain que sustenta el Bitcoin pueden asilar como honra estas criptomonedas. A este enjuiciamiento se le denomina “minería de Bitcoin” (la veremos posteriormente).

– ¿Cuál es el valor de Bitcoin?

El valor real de Bitcoin es difícil de determinar, puesto que no está sujeto a ninguna economía concreta. No le afecta la inflación de un país, ni los tipos de interés, ni otras cuestiones macroeconómicas.

Cotización actual del Bitcoin con respecto al dólar de Estados Unidos (Fuente: Broker Plus500)

Gráfico de cotización histórico de Bitcoin

En recapitulación, la cotización del Bitcoin depende del coste que le asigne el mercado, el cual funciona por la puja de Bitcoins actuales y el afán por adquirirlo (demanda). Sin embargo, existe una característica de Bitcoin que lo hace interesante para gastar: su subasta es reducida. En impactotan solo existe un signo limitado de Bitcoins.

A pesar de que cada viaje se crean más gracias al enjuiciamiento de minería, desde su proyecto preliminar se estableció que en el tiempo que se efecto la figura monetaria de 21 millones de Bitcoins, no será accesible originar más. Hablar de Bitcoin es decir de un activo finito, al correspondiente que el dinero (ganar a la cantidad de 21 millones equivale a amputar todo el dinero de la tierra). Su proposición pequeña le aporta valor.

Por lo demás, la cotización de Bitcoin, desde su parto ha adiestrado una relación de avatares de gran consideración (véase el expresivo anterior). Quizá, el hecho más emblemático, desde su arribada en 2009, sea la gran revalorización que vivió durante el año 2017. Su cambio pasó de 880 dólares de Estados Unidos (enero) a junto a 20.000 (diciembre). Todo ello para, luego experimentar un intrincado desprecio aun los 3.200 dólares (diciembre 2018).

Esto nos da una percepción de las sobrerreacciones del importe de Bitcoin en el mercado.

– Situación del Bitcoin frente al resto de criptomonedas

Durante estos últimos periodos han nacido una gran brazada de notificaciones monedas digitales (sobre todo durante el año 2017, la época ictérica de fuerte crecimiento). No obstante, varias de ellas han desaparecido o han derribado en el confinamiento por no concurrir a ser competitivas.

A pesar de que algunas de ellas ofrecen conveniencias desde un tratamiento operante como éter de pagaré (por ejemplo, la expectación de verificar pactos inteligentes), como activo de inversión no logran la solidez de Bitcoin.

Si tomamos como dependencia la capitalización de mercado de las principales metálicas digitales actuales (en otras palabras, el guardián de criptomonedas reales por su crecimiento en el mercado), no tardaremos en recomendar que Bitcoin ocupa el puesto símbolo 1 del ranking y con mucha diferencia con respecto a la segunda (Ethereum).

Capitalización de mercado de Bitcoin frente a otras criptomonedas

Principales criptomonedas por capitalización de mercado en Abril de 2020 (Fuente: CoinMarketCap)

¿Por qué invertir en Bitcoin?

Las criptomonedas, con Bitcoin a la cabecera de ellas, tienen sus utilidades con respecto a su subordinación de sueldo:

  • Ahorro de costes en las transacciones.
  • Son globales.
  • Se conserva el anonimato.
  • Las transferencias son inmediatas.

Pero desde el punto de vista del inversor, Bitcoin tiene una serie de características que lo convierten en un activo deseable.

– Gran liquidez

Bitcoin es una inversión de las más líquidas que existen. Entendemos por liquidez la capacidad que tiene un instrumento financiero para convertirlo en dinero de un modo rápido y sin tener que alterar el precio en nuestra contra. Esta ventaja es tremendamente útil cuando se pretende hacer trading con Bitcoin en el corto plazo.

El intercambio de Bitcoins en el mercado es global. Dicho de otro modo, Bitcoin es dinero.

– Volatilidad

La volatilidad siempre se asocia con el riesgo (posteriormente trataremos este asunto), pero en realidad se trata de una medida estadística que nos informa de la capacidad que tienen los precios para fluctuar.

Un activo financiero volátil ofrece más oportunidades para operar en el corto plazo. Invertir en Bitcoin encierra un enorme potencial de rentabilidad.

– Diversificación

De cara a las inversiones de largo plazo, Bitcoin representa una buena posibilidad de inversión con vistas a diversificar nuestras carteras. Esta criptomoneda está considerada como “el oro 2.0” (por sus similitudes en cuanto a invertir en el metal amarillo).

Destinar una parte de nuestra cartera de inversión a oro siempre ha sido un mecanismo de diversificación que aporta estabilidad. Ofrece la garantía de que su demanda aumentará, no es sensible a la inflación y es un activo seguro ante las amenazas geopolíticas y económicas. Bitcoin cumple con todas estas características.

– No está sujeto a políticas financieras o gubernamentales

Cualquier divisa puede verse afectada por las decisiones tomadas por su banco central. Un recorte de los tipos de interés o cualquier otra medida monetaria puede dar al traste con nuestra inversión.

De igual modo, la regulación a la que están sujetos el resto de activos financieros les convierten en inversiones que dependen de las decisiones políticas y económicas. Por ejemplo, un cambio en la fiscalidad de las empresas puede hacernos perder dinero si tenemos una posición en acciones.

Estos inconvenientes no se dan a la hora de invertir en Bitcoin: su característica principal es el hecho de no depender de terceros, no se ve afectado más que por la oferta y la demanda del mercado. El análisis se simplifica y no es posible tener sorpresas en este aspecto.

El hecho de que no tenga regulación no significa que Bitcoin sea un medio de pago ilegal. Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europa la reconoce como un medio de pago.

Este reconocimiento hace más sólidas las transacciones con Bitcoins en el marco de la unión europea y, de esta manera, propicia su demanda. Muchos bancos europeos adquieren Bitcoin como activo de inversión.

Cómo invertir en Bitcoin paso a paso

Riesgos de invertir en Bitcoin

Pese a tener sus ventajas, invertir en Bitcoin no es una maniobra financiera exenta de riesgos. No obstante, cuando se trata de operaciones a corto plazo, a través de determinados vehículos de inversión, si se tienen las claves precisas y se adquiere la experiencia necesaria, son perfectamente mitigables.

Los principales riesgos de invertir en Bitcoin son los siguientes:

– Intentos de regulación

Bitcoin deja la batiente abierta a la financiación de dedicaciones ilegales. El peculio, en sí mismo puede ser utilizado para exuberantes efectos, tanto de categoría legal como ilegal. Sin embargo, la falta de cuidado y el anonimato de las compras (todo ignorante del estilo crediticio) no son bastantes para según qué cosas (es un razonamiento innovador, con sus utilidadessin embargo asimismo trae consigo este inconveniente).

Tal y como hemos interpretado, la tecnología en la que se sustenta Bitcoin (la blockchain) es heredad de todos sus becarios, resulta difícil colocar una regulación. ¿cómo puede entrar designar un derecho particular a algún tipo de potestad? En todo caso, hay enunciaciones de tests de regulación; un viejo cuidado fiscal de las operaciones con Bitcoin con el objetivo de robustecer a los consumidores, subvencionar más prendas a la heráldica dactilar y soslayar financiar el homicidio (terrorismo, narcotráfico, emblanquecimiento de caudales, etc.).

Aunque no resulta sencillo, si al final se materializa la regulación de Bitcoin, ricos agentes dejarán de utilizarlo por haber extraviado gran parte de sus características innovadoras. Todo esto puede bravear turbulencias en el mercado y un futuro incierto en cuanto las inversiones en Bitcoin.

– Volatilidad

La volatilidad tiene dos caras. Una de ellas la hemos tratado en el apartado anterior, al explicar las ventajas de invertir en Bitcoin. Pero, donde hay oportunidad hay riesgo.

Las fluctuaciones de Bitcoin no responden al ciclo económico global. Este hecho, que a su vez puede ser una ventaja, representa un riesgo debido a que el mercado tiende a sobrerreaccionar.

Las fluctuaciones de Bitcoin son violentas, a pesar de que esta criptomoneda presenta una menor volatilidad con respecto a otras.

La Security Exchange Comission (SEC) de Estados Unidos considera a la inversión en Bitcoin como de alto riesgo por estas cuestiones.

En el corto plazo, es posible dominar la volatilidad de Bitcoin con una adecuada gestión del capital y el riesgo.

– Riesgo de robo

¿Quién dijo que si Bitcoin no es un activo físico no se puede robar? Los monederos electrónicos dedicados a almacenar Bitcoins pueden ser asaltados, de hecho, ya ha pasado.

En febrero de 2014 se produjo un robo de Bitcoin mediante un ataque informático a la plataforma de intercambio MT Gox. Desaparecieron 750.000 Bitcoins de sus clientes, más otros 100.000 propios. El valor a precio de mercado en aquel momento ascendía a 473 millones de dólares.

Otro caso similar llevó a la quiebra a Youbit. 4.700 Bitcoins valorados en 70 millones de dólares fueron retirados de las cuentas de depósito de sus clientes.

Debido a sus propias características de anonimato y falta de regulación, los robos de Bitcoins son más difíciles de investigar. Las reclamaciones se tornan muy difíciles.

Los fallos informáticos y de seguridad de los monederos en los cuales se almacenan los Bitcoins son tremendamente peligrosos.

Riesgos de invertir en Bitcoin

– Comisiones

Realizar una operativa de inversión en Bitcoin, al igual que otros activos financieros, exige el pago de una serie de comisiones.

Otro de los grandes acontecimientos de la historia de Bitcoin fue el primer pago en comercio que se realizó con esta moneda. En mayo de 2010 se compraron dos pizzas en Papa Jonhs y se pagó por ellas 10.000 Bitcoins. En la actualidad, esta transacción comercial tendría un valor de 60 millones de euros (en su día el Bitcoin no tenía un precio tan elevado).

Hoy en día Bitcoin no es un medio de pago totalmente aceptado en las transacciones del día a día. Gran parte de esto se debe a su alto valor y las comisiones que exige. Pagar una pequeña compra diaria con criptomonedas supondría en muchos casos pagar unas comisiones más altas que el propio valor del producto comprado.

Del mismo modo, la compra de bitcoin (es decir, el intercambio con otra divisa tradicional) también está sujeto a comisiones. Lo que dificulta su inversión puesto que este tipo de costes se restan directamente de la rentabilidad que se pueda obtener.

Entonces …

¿Cómo y dónde invertir en Bitcoin?

Como se puede observar, las principales ventajas de Bitcoin como inversión vienen de la mano de ser un activo valioso, líquido y que ofrece grandes oportunidades en el corto plazo; un instrumento financiero que cumple con los requisitos necesarios para hacer trading.

Del mismo modo, invertir en Bitcoin mediante la compra física equivale a tener un depósito de valor que no pierde dinero con la subida de los precios.

Lo primero que necesitamos saber es dónde invertir en Bitcoin. Estas son las opciones que tienes a tu alcance:

– MÉTODO 1: Minería de Bitcoins

Anteriormente hemos hecho mención al proceso de minería de Bitcoin, la fuente primaria para obtenerlos.

Para minar Bitcoins es necesario poner un equipo informático al servicio de la blockchain que le da soporte. Sin embargo, se trata de un proceso competitivo y requiere un equipo informático con potencia gráfica.

La minería de Bitcoin es la resolución de algoritmos complejos (los cimientos de la red). En su día era una posible opción pero hoy por hoy existen auténticos profesionales con material exclusivo para estos fines y es difícil o prácticamente imposible competir de forma rentable.

– MÉTODO 2: Compra al contado

La compra al contado representa la adquisición física de Bitcoins, con el fin de mantenerlos almacenados para posteriormente venderlos.

La ventaja de este método de inversión en Bitcoin es que no precisa del apalancamiento financiero, el inversor puede mantener sus activos en cartera todo el tiempo que desee sin preocuparse por las caídas en su precio. Es un método útil para las inversiones a largo plazo.

Para proceder a la compra de Bitcoin, lo primero que necesitamos es una cuenta en una plataforma de intercambio (Exchanges de Bitcoin).

Un Exchange de Bitcoin es una compañía que proporciona el servicio y las herramientas necesarias para poder intercambiar dinero tradicional por Bitcoin (para almacenarlo es necesario un monedero electrónico, también conocido como wallet, de criptomonedas).

Abrir una cuenta en una de estas plataformas es sencillo, tan sólo debemos acudir a la página web del Exchange en cuestión y proceder al registro (básicamente se requiere un correo electrónico y definir una contraseña). La compra de Bitcoin puede realizarse mediante un sistema de pagos común (tarjetas de crédito, transferencia bancaria, Paypal, Skrill, etc.).

Algunas de las principales plataformas de Exchange de Bitcoin son las siguientes:

Coinbase

Coinbase

Coinbase está considerada como una de las mejores plataformas para invertir en Bitcoin. Destaca por su fiabilidad.

Muchas instituciones financieras (por ejemplo, el BBVA) utilizan Coinbase para invertir en Bitcoin de forma segura.

Esta plataforma Exchange de Bitcoin ofrece lo siguiente:

  • Facilidad de uso: crear una cuenta, comprar Bitcoin y comenzar a operar con esta compañía no resulta un problema para los principiantes.
  • Velocidad en las transacciones: admite la inversión en Bitcoin mediante tarjeta de crédito o transferencia bancaria. El proceso para comenzar a invertir puede completarse en uno o dos días.
  • Permite el almacenamiento de Bitcoin: dicho de otro modo, al abrir una cuenta con Coinbase, tendrás un wallet o monedero digital (necesario para guardar los Bitcoins que tengas en propiedad). No todas las plataformas Exchange incorporan esta función.

Más información: https://www.coinbase.com/

Binance

Binance

Otra de las plataformas Exchange para invertir en Bitcoin más populares es Binance. Ha ido ganando terreno gracias a sus bajas comisiones hasta convertirse en una de las plataformas con mayor volumen de operaciones.

Binance pone a disposición de sus usuarios una gran multitud de funciones para mejorar nuestra operativa invirtiendo en Bitcoin:

  • Análisis e información en tiempo real del mercado de criptomonedas.
  • Formación sobre blockchain y criptomonedas.
  • Incubadora de proyectos novedosos relacionados con la blockchain.
  • Wallet o monedero virtual para almacenar tus criptomonedas.
  • Listado de los problemas más comunes que tienen los usuarios y su solución.

Más información: https://www.binance.com/es/

Kraken

Kraken

Kraken fue diseñado especialmente para paliar los problemas de seguridad que presentaban otros criptoexchanges.

Unas bajas comisiones, una buena política de depósitos y retiradas de fondos y el servicio al cliente hacen el resto para que Kraken represente otra de las mayores plataformas de intercambio de Bitcoin hoy en día.

Además de ello, esta plataforma permite utilizar el apalancamiento financiero para la inversión en Bitcoin. En otras palabras, ofrece opción de trading con Bitcoin. A su vez, dispone de una serie de herramientas adicionales para facilitar la operativa.

Más información: https://www.kraken.com/es-es/

MÉTODO 3: Fondos de inversión en criptomonedas

Se trata de carteras de inversión basadas en Bitcoin y otras criptomonedas, con dinero de múltiples partícipes y administradas por un gestor. No es una inversión pura en Bitcoin debido a que estos productos tienen la necesidad de diversificar la inversión.

En todo caso, el mercado de criptomonedas está fuertemente correlacionado y no tiene mucho sentido diversificar en varios de estos activos. Además, exigen el pago de comisiones de gestión y depósito.

MÉTODO 4: Futuros sobre Bitcoin

Los futuros financieros son instrumentos financieros derivados (no estás realmente comprando Bitcoins sino invirtiendo en el precio que tendrán en un momento determinado) Ofrecen apalancamiento y cotizan en un mercado regulado, con todas las garantías.

Sin embargo, esto también incluye una mayor rigidez en el volumen de operaciones y comisiones bastante altas.

MÉTODO 5: Invertir en Bitcoin mediante Brokers de Forex y CFDs

El método más ágil que existe para comprar y vender Bitcoins es a través de un CFD (Más información: ¿Qué son los CFDs?). Pese a que el mercado de Bitcoin de por sí es suficientemente líquido, a través de estos productos financieros se garantiza las entradas y salidas del mercado con la suficiente rapidez para aprovechar las fluctuaciones de precio.

Pero la gran ventaja de los CFDs es la imposibilidad de que se produzca un asalto a nuestro monedero electrónico y el consecuente robo de Bitcoins. Representa una de las formas más seguras de invertir en Bitcoin.

Los CFDs son productos derivados, contratos por los cuales se establece un acuerdo de liquidar las diferencias de precio entre el momento de entrada y salida del mercado, no representan una compra real. Al no tener el activo en propiedad, su robo es imposible.

De igual modo, el inversor puede conseguir beneficio tanto de una subida del precio de Bitcoin como de una caída. Es otra de las ventajas de los derivados financieros, permiten las posiciones cortas (vender el activo financiero sin tenerlo, con intención de recomprarlo a un precio más barato y obtener beneficio de ello). Puedes por tanto abrir una posición de compra (ir en largo) en Bitcoin si crees que va a subir de precio y cerrar la posición posteriormente con una venta o, por el contrario, puedes abrir una posición de venta en Bitcoin (ir en corto) si crees que va a bajar de precio y cerrar la posición posteriormente con una compra.

Hablábamos anteriormente de la ausencia de regulación de Bitcoin, lo que dificulta la posibilidad de reclamación ante un fallo informático, robo a nuestro wallet o cualquier otra controversia. En el caso de los CFDs, es necesario contratar primero una cuenta con un broker financiero debidamente regulado. La operativa se lleva a cabo de un modo legal, nos ofrecerá la seguridad suficiente para nuestros fondos (puesto que se encuentra supervisado) y existe posibilidad de reclamación al organismo regulador.

Las comisiones de los CFDs también son diferentes a las que podría aplicar un Exchange o cualquier otro producto, debido a que no se produce la venta real del activo. Suelen ser menores en cuantía y aplicadas en forma de spread (el broker nos ofrecerá dos precios, uno para la compra y otro para la venta. La diferencia entre ambos es el denominado spread).

La idea de invertir en Bitcoin con CFDs es la siguiente: aprovechar la volatilidad de este activo financiero reduciendo gran parte de sus riesgos (como el robo, altas comisiones, etc.).

Por otra parte, los CFDs implican apalancamiento. El dinero que invirtamos puede verse multiplicado (simplemente se deja un margen de garantía y el broker nos presta una cantidad mayor para operar). Este concepto financiero trae consigo la posibilidad de aumentar notablemente los beneficios pero también implica un mayor riesgo a la hora de operar. Es necesario mantener una absoluta disciplina y una correcta gestión del capital y del riesgo.

El apalancamiento para Bitcoin y otras criptomonedas se encuentra restringido para los clientes de brokers europeos (según normas de la ESMA). El máximo permitido es de 2:1. Es decir, nuestra inversión puede verse duplicada en el mercado.

En cuanto a las desventajas (no existe el producto de inversión 100% perfecto) podríamos mencionar el riesgo de una mala utilización del apalancamiento (con el riesgo incrementado de volatilidad asociado al propio Bitcoin) y el hecho de hacer frente a una comisión en concepto de intereses por el préstamo de dinero recibido (comisión swap) por cada día que tengamos una operación abierta.

Dónde invertir en Bitcoin

¿Cómo elegir un broker para invertir en Bitcoin?

Si decides optar por este último método comentado en el punto anterior, un aspecto clave para invertir en Bitcoin de forma segura es la contratación de un broker que nos aporte el servicio, garantías y herramientas necesarias para desarrollar una operativa eficaz.

Estos son los puntos principales que debes tener en consideración a la hora de contratar un broker de Forex y CFDs que permita la inversión en Bitcoin:

– Debe estar regulado

Un broker, para poder desarrollar su actividad de intermediación legalmente con garantías, debe contar con una licencia otorgada por el organismo regulador del país en el cual tenga su sede (en España hace esta función la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV, en Reino Unido la FCA,…).

Para conseguir la correspondiente licencia, la entidad reguladora le exige cumplir con una serie de requisitos (capital suficiente, transparencia, seguridad de los fondos del cliente, medidas de protección al inversor, etc.). Del mismo modo que se encarga de supervisar al broker, con la imposibilidad de que desaparezca con nuestro dinero o pueda cometer algún tipo de estafa o fraude.

El organismo regulador vela por los intereses de los inversores y la transparencia de los mercados.

En un mercado tan opaco y poco regulado como el de Bitcoin, contar con este tipo de regulaciones es muy recomendable.

– Bajas comisiones

Son varias las comisiones que aplican los brokers de Forex y CFDs. No obstante, cada intermediario tiene libertad para aplicar sus propias tarifas.

Las comisiones más comunes que nos podemos encontrar son el spread por operar y la comisión swap (por mantener la posición abierta de un día para otro). Sin embargo, existen brokers que pueden cobrar comisión por retirada de fondos, cambio de divisas o por cualquier otro concepto.

A la hora de contratar un broker de Forex y CFDs se debe valorar si las comisiones pueden ser reducidas sin renunciar a los aspectos más importantes del servicio. Es decir, sopesar las comisiones en comparación con las tarifas aplicadas en el sector y el nivel de servicio que obtenemos.

Cualquier ahorro en comisiones incide directamente en la rentabilidad de nuestra inversión en Bitcoin.

– Plataforma de operaciones

Como norma general (por no decir en todos los casos), el broker pone a disposición del inversor todas las herramientas necesarias para que pueda invertir en Bitcoin (y otros mercados como divisas, acciones, índices bursátiles, materias primas, energías,…).

La plataforma de operaciones es la herramienta principal del trader. Desde ella se analiza el mercado, se toman las decisiones, se lanzan las órdenes de compraventa y se gestiona todo lo referente a nuestro capital y nuestra cuenta de trading (depósitos, retiradas, cantidad a invertir, etc.).

Es necesario que la plataforma de trading ofrecida por el broker sea sencilla, eficaz, potente e intuitiva. El trader debe manejarla con soltura; es el centro de todo su negocio de inversión.

– Servicio de atención al cliente

Otro aspecto importante a la hora de elegir un broker para invertir en Bitcoin es el soporte y nivel de servicio de atención que nos presta. Cualquier duda o cuestión relacionada con la operativa de inversión debe ser aclarada con la rapidez suficiente para que no nos cause perjuicio.

Lo importante en este aspecto es que el broker nos pueda prestar atención las 24 horas del día durante los 7 días de la semana (el mercado de Bitcoin no cierra los fines de semana, permanece abierto siempre).

Del mismo modo, el tener varias vías de comunicación con el broker (chat online, teléfono, correo electrónico, etc.) y si es posible en nuestro idioma es muy recomendable.

– Posibilidad de utilizar una cuenta demo

Una cuenta demo no es más que un simulador de trading. Una cuenta con un capital ficticio que nos permite operar como si fuese una cuenta real. Es sumamente útil para probar los servicios del broker, su plataforma de trading, desarrollar nuestras estrategias de inversión en Bitcoin, mejorar nuestra operativa, completar la formación y practicar ante diferentes escenarios (ganando experiencia), todo ello sin poner en riesgo nuestro dinero.

En este sentido, lo ideal sería contratar con un broker que nos ofrezca la posibilidad de operar en una cuenta demo, de modo gratuito.

Hastá aquí llega este artículo que esperamos que te haya resultado útil para aprender cómo y dónde invertir en Bitcoin paso a paso y de forma segura. Si tienes cualquier duda o quieres comentarnos tu experiencia puedes utilizar el formulario de comentarios que tienes un poco más abajo. También nos gustaría que nos ayudases a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros usuarios a los que pueda ser de ayuda. Muchas gracias.

Deja un comentario